Movimientos en el escenario

enero 07, 2020

Tal como lo plantean algunos autores, los movimientos del personaje se convierten en uno de los recursos expresivos que mayor carga semántica otorga a la puesta en escena.

De ahí que una obra de teatro pueda compararse con una función de nado sincronizado. Y es que los actores, los diálogos, la utilería y las luces deben marchar sincrónicamente para lograr que el mensaje tenga la precisión que busca el director.

A continuación comparto algunas reglas y recomendaciones sobre los movimientos en el teatro.

Como cualquier otro conjunto de reglas, lo ideal es conocerlas y aplicarlas. Sin embargo, si el objetivo es generar ruido o desacomodar al espectador (que también es válido) pueden romperse estas condiciones teatrales.

Reglas de movimiento teatral

Quietud. Mientras que un personaje esté en una acción de diálogo, se recomienda que los demás no se muevan. Estamos hablando de personajes principales. Es posible que una escena tenga personajes secundarios o extras que realizan acciones de contexto o ambiente.

Claridad. En lo posible, los movimientos deben ser claros, sencillos, precisos y suficientes. Incluso, en personajes que exigen movimientos antinaturales, a causa de una enfermedad o condición psico-física, estos movimientos deben ser limpios.

Cruces de personajes. En lo posible, el cruce entre personajes debe realizarse por delante del otro. Ahí es importante conocer los “elementos del espacio escénico”. Como se mencionó en el punto uno, existen excepciones: personajes secundarios, mutis que significan una huída, entre otros.

Como si fuese ballet. En lo posible, el movimiento del actor debe tener un ritmo y una estética clara. Los movimientos ligeramente curvos son más agradables para a la audiencia y permiten al actor tener mayor control de su cuerpo. La excepción estará en personajes con dificultades físicas o en objetos como robots.

La elección del pie. Si una personaje requiere desplazarse en el escenario, el actor debe ser consciente en iniciar el movimiento con el pie que está más cerca al destino. Parece difícil, pero “la práctica hace al maestro”.

Evitar la salida en silencio. En caso de realizar un mutis, el personaje debe calcular su diálogo para que finalice los más cerca posible al sitio de abandono del escenario. Esto evita el silencio “incómodo” o el desvío de la atención a otro personaje que inicia una nueva acción.

Primero tú, luego yo. Excepto que la acción así lo exija, los movimientos deben ejecutarse uno a la vez, es decir, dos (o tres, o cuatro…) actores no deben moverse simultáneamente. Lo ideal es permitir al espectador enfocarse en uno movimiento y luego en otro.

Estas son pues algunas reglas de movimiento en el escenario. Como se menciona, por delante de las consideraciones está la intención.

Fuente

¿Cómo te pareció el artículo? Te invito a dejar tus apreciaciones, sugerencias e inquietudes en la caja de comentarios. Estaré muy feliz de leerte.

--
Por:
Juan Carlos Morales S.
Actor
@juancadotcom

Licencia Creative Commons Movimientos en el escenario por Juan Carlos Morales Saldarriaga se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://actorenformacion.blogspot.com.

0 comentarios

También te puede gustar