El tiempo en escena

marzo 07, 2017

Cuando el discurso empieza a sobrar, es tiempo de avanzar”. Palabras más, palabras menos, fue lo que el profesor me compartió durante el análisis de un ejercicio escénico.

Dibujo con un texto que dice: Lo que aprendí en clase. Por: Juan Carlos Morales S.

El objetivo de la actividad era presentar una historia en dos escenas, con una duración inferior a cinco minutos. Siendo sincero, las reglas eran claras.

Para iniciar, Pablo presentó la historia y David, Brayan y yo fuimos agregando elementos que la afinaron.

Cada uno tenía un papel, las propuestas de diálogos eran claras y la situación problémica nos parecía acertada.

Sin embargo, cuando inicié mi acción me concentré en describir el personaje y la escena, descuidando -por completo- la noción de tiempo.

Pasaron más de cinco minutos y aún no había dado tiempo para la acción de Pablo y David.

Afortunadamente, el profesor nos dio una nueva oportunidad y logramos avanzar en la historia.

Al finalizar, durante el análisis de la actividad, comprendí que el actor debe controlar los tiempos, analizar la situaciones y saber cuándo la acción debe avanzar y cuándo profundizar.

Hoy me concentré en rellenar la historia. Pero mañana, avanzaré.

Esto fue lo que aprendí hoy en clase.

¿Cómo te pareció el artículo? Te invito a dejar tus apreciaciones, sugerencias e inquietudes en la caja de comentarios. Estaré muy feliz de leerte.

--
Por:
Juan Carlos Morales S.
Actor

Licencia Creative Commons "El tiempo en escena" por Juan Carlos Morales Saldarriaga se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://actorenformacion.blogspot.com.

0 comentarios

También te puede gustar