¡Ay, Dios! Un muerto. Una reflexión

julio 11, 2017

Sin lugar a duda, los ejercicios escénicos permiten afianzar y fortalecer el proceso de formación actoral. Innegablemente, el trabajo en escena y la exposición al público (sea cual sea) nos permite identificar puntos de mejoramiento y habilidades desarrolladas.

Lo anterior lo vi confirmado en la clase de hoy (del profesor Emerson Restrepo) con un ejercicio que -en teoría- debía ser sencillo y de corta duración.

La instrucción fue clara: "En escena, cada actor debe interpretar 'Ay, Dios', un muerto!"

No parecía complejo, pero inmediatamente recordé la actividad "Yo me siento en esa silla". La actuación no es repetir un libreto (o instrucción, como en este caso). El arte dramático exige recrear un ambiente y lograr la construcción de una verdad (en lo posible, un axioma).

Uno a uno fuimos participando. Dando cumplimiento a la actividad.

Mi propuesta fue encontrarme un cuerpo, acercarme a él y -al notar que no respondía- tomar su pulso y luego levantar su mano para ver su reacción. Luego de ello exclamé la oración.

Al finalizar, el profesor Restrepo nos cuestionó por la similitud de los ejercicios. Y sí, tenía razón. La mayoría entramos por izquierda, nos dedicamos a recrear un pequeñísimo escenario y dictar -lo más pronto posible- la exclamación propuesta.

Pero ¿por qué no aventurarse a crear un ambiente más claro? ¿por qué no construir una escena donde participan más personajes? ¿Por qué entrar siempre por izquierda? ¿por qué preocuparse por la instrucción y no por la acción?

La idea del ejercicio buscaba que -como actores- exploráramos más en escena. La imaginación y la improvisación eran la materia prima para la interpretación que se pedía, pero -por estar en esa (ya cliché) zona de confort- nos limitamos a hacer "lo mismo de siempre".

Ahí está la inquietud.

¿Cómo te pareció el artículo? Te invito a dejar tus apreciaciones, sugerencias e inquietudes en la caja de comentarios. Estaré muy feliz de leerte.

--
Por:
Juan Carlos Morales S.
Actor

Licencia Creative Commons "¡Ay, Dios! Un muerto. Una reflexión" por Juan Carlos Morales Saldarriaga se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://actorenformacion.blogspot.com.

0 comentarios

También te puede gustar